lunes, 22 de noviembre de 2010

Blanco y negro

En el aire que ella respira se respira paz, porque ella es paz. Hay paz en sus ojos, paz enganchada a cada mechón de su pelo negro como mariposas, paz en sus dedos delgados, paz en su manera de sonreír, paz en todos sus pasos.
Viste de negro, de blanco, de gris. Sólo eso, como las actrices pálidas de las películas antiguas. Tan pálida es como ellas: la tez blanca, los labios blancos, la nariz blanca y esos ojos negros, tan oscuros y tan exentos de odio o conflicto alguno que parecen un sueño.

3 comentarios:

  1. Viendo la cita de Fuster que tienes me ha venido a la cabeza otra que tiene, muy bonita:
    “La rosa, sense la literatura que li ha caigut al damunt, només seria una col petita, insípida i de colors enganyosos”

    Aunque conociéndome es perfectamente probable que lo viese hace un año, te hiciese el mismo comentario, y ahora me haya olvidado.

    ResponderEliminar
  2. Te intentas describir a ti misma? O a quién sino?

    ResponderEliminar
  3. Hay personas o mejor personajes que sí que deben desaparecer, esperemos que tú no estés en ese grupo jaja.
    Dos cosas:
    1. Suerte mañana se me había olvidado que eras candidata al CE!
    2. Yo creo que sí que tiene similitudes a ti, pero también me las encuentro a mi.

    ResponderEliminar