miércoles, 1 de diciembre de 2010

Tenernos

Quisiera vivir entre tus rodillas, besarnos a cada momento. Tenernos mutuamente, arquearnos un momento en el aire para volver a dejarnos caer sobre las mantas una y otra vez. Y querernos, querernos todos los días y todo el tiempo, que todas las horas y todas las sábanas del mundo y de la historia fueran nuestras, como si no hubiera mañana, haciendo retumbar el lecho y hasta la luz de las estellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario