martes, 26 de abril de 2011

Oposición de contrarios

"El signo lingüístico tiene un valor o significado adquirido por oposición al resto de los signos del sistema",
o, lo que es lo mismo, las palabras tienen significado por tener un término contrario. Por ejemplo, podemos poner un nombre a la idea de la vida porque también existe el concepto de la muerte, calificamos a las personas como guapas, listas y simpáticas porque podrían ser feas, tontas y estúpidas. 

Siguiendo este hilo de pensamientos, llego al cauce egocéntrico de mi blog monotemático: ¿por qué existe en mí el autoengaño si no conozco la autosinceridad? ¿Por qué masoquismo si no soy capaz de encontrar un escritor concreto cuyos personajes tengan aficiones contrarias a las de Masoch? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario