lunes, 4 de abril de 2011

Represión

Me pregunto si habrá algo en el mundo peor que la represión. La gente habla de la represión durante, por ejemplo, el franquismo, hablamos sobre la gente que murió por su ideología política, pero a la vez sabemos que en realidad todas estas personas no murieron por pensar como pensaban (o, mejor, por pensar simplemente), sino por decirlo, no morían por desear "libertad sin ira", sino por alzar el puño y cantarlo con la voz en un grito. Pero yo creo que hay una represión peor que esta. Cuando la represión viene de fuera, como en el caso anterior, tienes dentro de ti la capacidad, el poder, la ganas de salir a la calle y gritarle al represor, de alzarte frente a él y escupirle en la cara, aunque a cambio recibas un balazo. Este tipo de represión destruye vidas, pero nunca consigue quebrar almas. 
Por eso digo que, en mi opinión, hay una represión peor que esta: la que viene de dentro, de dentro de uno mismo, del propio corazón y del propio cerebro. Cuando una persona empieza a exigirse a sí misma decencia y "conspicuidad", a repetirse a sí misma "no llores", "no grites", "guárdatelo", "a ellos no les importa", "no te rías", "no digas palabrotas"..., acaba entrando en una espiral de la que es muy difícil salir. Cuando la represión viene desde dentro, la persona contra la que se debe luchar en contra uno mismo, y esa guerra es demasiado complicada, tanto de emprender como de ganar. La represión que ejerce uno mismo contra sus propios sentimientos no destruye su vida (no hace que su corazón deje de latir literalmente), pero planta en su alma la amargura y la consume, la exprime, y al final la deja reseca. No sé bien si se puede vivir bien así, si se considera "vida" una existencia como esta. 
Para acabar, me pregunto si habrá un puño en alto o un corazón seco en el centro de esta espiral de la que no consigo salir.

1 comentario:

  1. Si bien es cierto que esa represión puede ser creada desde nuestros adentros, hay que considerar el estímulo externo. Digo, es la sociedad la que nos inculca ese "No debes llorar en x o y circunstancia" "Va encontra de la moral decir palabrotas" etc...

    Me gustó tu post. Que me ha puesto a pensar un poco.

    Un saludo.

    ResponderEliminar