jueves, 26 de mayo de 2011

Y en cómo eres con Spencer... Spence.

Odio pensar que soy la única que sabe que eres la persona más maravillosa del mundo. Odio pensar que en algún momento de tu vida hayas podido sentirte solo porque el resto del mundo no ve en ti lo que yo veo. Odio pensar que puedas olvidarte de lo maravilloso que eres por culpa de toda esa gente. Odio pensar que puedas llegar a creer que todas tus maravillosas rarezas no son maravillas, sino que son sólo rarezas, y que eso te haga de algún modo infeliz. Y odio, sobre todo (llámame egoísta, o egocéntrica, o lo que quieras), pensar que nunca llegarás a saber que odio todas esas cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario