domingo, 25 de noviembre de 2012

El cielo no existe

  No estaba haciendo nada. Bueno, claro que estaba haciendo cosas, porque hacer nada es ya hacer algo. No estaba haciendo nada concreto, quería decir. La cuestión es que no tenía la mente ocupada en nada específico, hasta que leí esa frase, esa frase que se metió en mi cabeza y se quedó ahí resonando y bailando y armando jaleo: "El cielo no existe". Así, con su mayúscula inicial y su punto final. "El cielo no existe". No lo habíais pensado, ¿verdad? Yo nunca lo había hecho. Pero démonos cuenta: es cierto. El cielo no es nada. O, mejor dicho, es la nada. Es el vacío. Es mentira, como casi todas las cosas bonitas. Por lo tanto, reparemos en la cantidad de mentiras que decimos sin pensar siquiera en ellas: que en el cielo están la Luna, el Sol y las demás estrellas, las nubes, los pájaros, las almas de los muertos... Bueno, con respecto a estos últimos sí sabemos que mentimos. Pero con respecto a los demás... ni pensamos en ello. Cuando decimos que en el cielo brilla el Sol y que por el cielo vuelan los pájaros, estamos diciendo que el Sol y los pájaros están en el mismo sitio, ¿o no?
  Si el cielo existiese, todos los pájaros arderían...


No hay comentarios:

Publicar un comentario