jueves, 31 de enero de 2013

JLF

Como les dije,
sean puntuales
y acudan al examen sin NADA:

ni libros, ni fotocopias, ni apuntes, ni apuntes de apuntes, ni fotocopias de fotocopias de libros, ni NADA.
Sólo el DNI, claro, y una santa pluma, eso sí, o bolis, o unos santos bolis y pluma, o bolis y plumas, o lápices varios y boli o pluma de plumas, o vayan ustedes a saber qué. O cualquiera de estas combinaciones para que les den paz y les iluminen frente a los velos malignos del examen.
Ah, y sobre todo, no traigan
bolsos ni bolsas. Ni toallas. NI MÓVIL (a ser posible).
Suerte,
aunque un golpe de dados tiernos jamás abolirá el azar.

Atte.
JLF

2 comentarios:

  1. La suerte hay que creérsela, sobretodo la buena.

    ResponderEliminar
  2. Oh! qué genial. Yo quiero ir a un examen y que el profesor diga esto. Es más, diré esto yo cuando sea profesora. Por cierto, respecto al post de arriba, yo también soy ciudadana del mundo.

    ResponderEliminar