martes, 28 de mayo de 2013

Vuelve,

que el tiempo que no estás aquí es tiempo perdido
y las frases que no son tuyas son frases deshechas,
ya nunca encuentro notas entre los libros,
y se me enquistan las caricias contenidas;

que desde que te fuiste ya sólo corto cebolla como excusa,
le pongo tu cara al protagonista de cada novela,
y no puedo cantarme todas las canciones con tu voz
porque tu voz apenas la recuerdo;

que me sobra media cafetera por las mañanas
y media cama por las noches,
y no puedo seguir figurándome tu mano en mi costado
antes de dormirme y justo después de despertar.

1 comentario: