martes, 21 de enero de 2014

A volar

No necesito

el canto de un ruiseñor,
ni la velocidad de un halcón,
ni la gracia de un colibrí,
ni el simbolismo de una paloma,
ni el plumaje de un pavo,
ni el equilibrio de un flamenco,
ni los huevos de una gallina,
ni el horario de un búho,
ni el cuello de un cisne,
ni de un águila
la vista, la fuerza o la realeza.

Lo que quiero es ser
como un gorrión
y que me encuentres
en todas partes;
como un ave migratoria
para encontrar siempre el camino
de vuelta a tu nido.
Quiero ser el pájaro que,
siendo libre de volar
con otros noventa y nueve,
aún prefiere quedarse a vivir

en la palma de tu mano.

1 comentario: