jueves, 20 de marzo de 2014

Cualquier día de estos

  Seguramente cualquier día de estos
cogeré un bolígrafo y una hoja en blanco
y escribiré con caligrafía clarísima:
      Ya no te quiero, 
o incluso:
      Te he olvidado. 
Escribiré que ya no me dueles,
escribiré que ya no te espero.
No sé si será poema o prosa,
pero te diré que ya no recuerdo
el color de tus ojos,
el olor de tu cuello
o los fuegos artificiales
que me dibujabas en la espalda.
Llenaré la hoja en blanco de felicidades,
de vivo tranquila 
sin pensar en tus manos,
de duermo cada día 
sin pensar en tu pecho,
de respiro limpiamente 
sin pensar en tu voz.
Escribiré
que ya no busco tu cara en el metro,
en la cafetería de la facultad,
ni en los libros de poesía;
que no impregno de ti todos los pañuelos,
que no te lloro sobre la almohada.
Escribiré
que ya no me faltas.

  Escribiré todo esto y estaré escribiendo mentiras;
porque sólo te habré olvidado
cuando coja un bolígrafo y una hoja en blanco
y no seas tú a quien escriba.

1 comentario:

  1. jamás el olvido podrá quitar las manchas de humedad...

    Bs.

    ResponderEliminar