viernes, 30 de mayo de 2014

Instrucciones para dar un buen abrazo.


  1. Alce los brazos a la altura deseada. No olvide ponerse de acuerdo con la persona abrazada para evitar posturas incómodas. 
  2. Acerque su cuerpo al de la otra persona y rodéela con los brazos. Procure que sus torsos queden bien unidos y evite los huecos entre sus pechos, vientres y rodillas. 
  3. Si la altura de la persona abrazada es similar a la suya, apoye la barbilla en su hombro, o la mejilla en su mejilla, o los labios en su cuello. Si la altura de la persona abrazada es mucho menor a la suya, apoye la barbilla sobre su cabeza. Si la altura de la persona abrazada es mucho mayor a la suya, apoye la mejilla en su pecho. 
  4. Respire hondo un mínimo de tres veces y sienta respirar hondo a la persona abrazada. 
  5. Simultáneamente, durante unos quince o veinte segundos, espere a que su corazón y el de la persona abrazada latan al unísono y note cómo se abrazan también. 
  6. Repare en la sencilla grandeza de la correspondencia de un abrazo y, finalmente, congratúlese de haber realizado uno de los pocos actos en que cada cual recibe exactamente lo mismo que da.




No hay comentarios:

Publicar un comentario