miércoles, 27 de agosto de 2014

Comportamiento de las lágrimas lloradas en posición horizontal.

    I. Boca arriba: 
Las lágrimas nacen en los lagrimales y empapan los ojos, hasta llegar a las comisuras; luego rebosan y se arrastran sienes abajo hasta introducirse en las orejas, produciendo una sensación bastante desagradable. Los mocos se acumulan en la garganta. 

    II. De lado: 
Las lágrimas nacen en los lagrimales. La del ojo que queda más bajo lo empapa hasta rebosar y luego forma un charco en la superficie sobre la que se apoya la cabeza, o cae al vacío si la cabeza está suspendida. La del ojo que queda más alto rebosa por la parte interior sobre la nariz, y luego se desliza y forma un charco o cae al vacío. Los mocos inundan solamente un orificio nasal. 

    III. Boca abajo: 
Generalmente la cabeza se colocará de lado aunque el cuerpo esté boca abajo; remitimos al punto II. De lo contrario, las lágrimas caen directamente desde el lagrimal si aquélla está suspendida en el aire, o bien forman un charco sobre la superficie en la que se apoya*. Los modos caen con las lágrimas. 

 *Si la situación se prolonga, pueden producirse ahogos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario